Buika, la de la voz sensual y lánguida que puede alcanzar una presencia brillante. Hablar de Buika es hablar de un cantante, compositora, productora musical, escritora y poeta que no sólo ha sobrevivido, sino también prosperado, destacado, y ha dejado su huella. Los críticos, medios de comunicación y aficionados por igual se han dado cuenta de que Buika desafía las expectativas y asombra a la gran masa. Un artista que sigue la tradición de estos selectos artistas que han trascendido con su voz, carisma y dominio del escenario - Buika despierta emociones con su voz, perfora los corazones con su letras y embriaga con su presencia.

Ya que sólo corresponde a alguien que ha pasado las últimas 2 décadas de su vida recorriendo el mundo, todas las experiencias, sentimientos, lecciones, pasiones, y ritmos que Buika ha incorporado en su ADN creativo, se escuchan y ven cada vez que nos deleita con su presencia en el escenario.  Elementos de Dub foundation, Flamenco, R & B, Afrobeat, Gospel, Jazz alternativo, Pop ecléctico, entre otros suman y se aúnan en una canción o en todas, la rica mistura de su repertorio nos hace gozar tras el poema de sus letras con un serio bagaje homogéneo impregnado en simples mensajes de amor a uno mismo y a disfrutar del amor que nos rodea.

Con los años, Buika ha trabajado con algunos de los mejores DJs, cantantes y músicos del mundo, incluyendo Anoushka Shankar, Seal, Nelly Furtado, Pat Metheny, Chick Corea, y Nitin Sawhney, entre muchos otros. Su más notable banda sonora y colaboración cinematográfica se produjo en 2011, cuando Pedro Almodóvar le seleccionó y escogió para su película "La PielQue Habito”. Se ha dicho de Buika que combina todo tipo de estilos, junto con sus letras cargadas de emoción y una sensualidad rota en su voz. Sus numerosos premios y honores dan fe de ello. Entre otros: nominaciones al Latin Grammy por Mejor Álbum y Mejor Producción con Niña de Fuego. Ganó un Grammy Latino por El Último trago y su último disco, La Noche Más Larga el segundo para el que escribió más de la mitad de las canciones, fue nominado para un Grammy en la categoría de Mejor Álbum de Jazz Latino.